Inicio / Noticias / Respuesta Central Unitaria de Trabajadores ante anuncios CPC

Respuesta Central Unitaria de Trabajadores ante anuncios CPC

Frente a la convocatoria realizada desde los gremios empresariales, para abordar el debate de reforma laboral, como CUT queremos señalar:
1.- La Central Unitaria de Trabajadores no comparte la estrategia comunicacional que está
implementando la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) de invitarnos a
reuniones por la prensa para abordar el debate sobre la reducción de la jornada laboral, lo
que ha llevado al Gobierno a colocar suma urgencia a su proyecto de ley de flexibilidad
laboral anunciado el 2 de mayo e ingresado por el Senado de la República.
2.- Lamentamos que esta voluntad de diálogo que ha hecho pública la CPC, se haga como
respuesta a lo que ellos denominan la “amenaza” de que avance la tramitación del proyecto
de rebaja de jornada laboral de 45 a 40 horas; proyecto que tiene amplia aprobación
ciudadana y consenso en el parlamento. Iniciativa que consideramos necesaria pues los
trabajadores y trabajadoras de este país están cansados. Es por ello que esperamos su
pronta aprobación.
3.- Construir una nueva propuesta, como lo anuncia la CPC con otros gremios y centrales, lo
que busca es incorporar al debate los elementos de flexibilidad, vistiéndolos de acuerdos y
consensos con el mundo del trabajo. Preocupa, además, que ante la incapacidad del
Gobierno de enfrentar este debate y su errática acción comunicacional, sea la CPC la que
salga hoy al rescate de sus propuestas; tal como ocurrió con la convocatoria hace meses
para tratar propuestas laborales – mesas técnica y sindical convocadas por gobierno y por la
CPC- que lo único que hicieron fue transformarse en el soporte del proyecto de flexibilidad
laboral que está en el Senado.

 


4.- Es por esta razón que, en las mesas convocadas con anterioridad, decidimos como
Central Unitaria de Trabajadores no participar. No será está central la que valide y legitime
propuestas que buscan precarizar las condiciones laborales de los trabajadores y
trabajadoras, poniendo en riesgo no solo derechos como la negociación colectiva o el
derecho a huelga, sino también el derecho al trabajo decente, al permitir que bajo un control
absoluto del empleador sigamos viviendo situaciones como la fábrica del terror, los abusos
en la Piccola Italia o jefes que golpeen a sus trabajadores por presuntos robos.
5.- Como CUT siempre hemos estado disponibles al diálogo, tanto con el gobierno como con
las contrapartes. Somos parte del Consejo Superior Laboral, instancia tripartita donde todas
estas temáticas podrían abordarse. Sin embargo, tanto el Gobierno como la CPC han
preferido caminos paralelos a este Consejo, pues tienen plena conciencia de que la CUT no
respaldará ninguna propuesta que vaya en detrimento de los derechos de los trabajadores y
trabajadoras.

6.- Enfrentamos, como movimiento sindical y clase trabajadora, la ofensiva más brutal en
contra de los derechos de los trabajadores. Mientras por el Senado, se pretende imponer la
negoción individual para pactar jornadas con el único objetivo de garantizar tiempos
productivos plenos a la empresa, en la Cámara de Diputados avanza un proyecto de ley que
busca debilitar a la Dirección del Trabajo: Sin sindicatos y con una DT debilitada, los
trabajadores quedarán absolutamente desprotegidos ante los abusos empresariales.

7.- Es por esta razón, que hoy es más urgente que nunca avanzar en unidad sindical y
unidad social para construir, a partir de ello, una amplia convergencia social y política, que
impida que estas iniciativas avancen. No obstante, como CUT no podemos sentarnos en la
misma mesa con centrales que están disponibles a avalar las propuestas del actual gobierno
y favorecer las posiciones del gran empresariado representado en la CPC.

8.- No será la CUT, quien tras el discurso de los cambios en el mundo del trabajo, avalemos
retrocesos en lo que tantos años nos ha costado recuperar. Somos conscientes de los
desafíos que enfrentamos producto de los cambios tecnológicos, pero ello no puede
significar que por el miedo a perder el trabajo o ser reemplazado por una máquina, los
trabajadores y trabajadoras debamos aceptar condiciones laborales indignas.

8.- Como Central Unitaria de Trabajadores pondremos todo nuestro empeño en hacer
conciencia de la gravedad de los proyectos de ley presentados por el Gobierno.
Denunciaremos en todos los espacios las acciones divisionistas que promueven gremios
como la CPC y saldremos a las calles junto a todos los actores sociales, este 5 de
septiembre, a decir con fuerza que ¡no aceptaremos retrocesos y que nuestra lucha es por
más derechos, no por menos!

Le recomendamos buscar

Con masiva marcha Unidad Social reitera llamado a parlamentarios a hacer efectiva huelga legislativa mientras Chile siga movilizado

“A detener la Agenda Parlamentaria del Gobierno”. Esa fue la principal consigna con la que comenzó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *