Los frutos que las y los trabajadores esperamos del árbol

Por Horacio Fuentes, presidente de Industrial Chile Constramet 

Columna publicada en radio Universidad de Chile 

 

Con el triunfo electoral de diciembre hemos avanzado en pos de  la construcción de una sociedad de derechos y sin exclusiones, pero el mundo de las y los trabajadores tiene la tarea de seguir derribando los obstáculos que han impedido la justicia social en Chile a fin de cumplir el sueño de que otro mundo es posible. 

 

Este nuevo gobierno debe ser el que garantice el camino de consolidar la idea de un Chile industrial que genere mejores puestos de trabajo que tengamos pensiones dignas, mejorar la salud y la educación pública de calidad y gratuita se trata entonces de avanzar en más y mejores derechos y desterrar esta sociedad de «libertades» que otorga mejor calidad de vida a quien tiene más ingresos 

 

 

Debemos ser conscientes que no será fácil reducir  los privilegios del 1% más rico y es tarea del  gobierno del presidente Boric, además de incidir en la elaboración de una nueva Constitución que consagre derechos  sociales y devuelva la soberanía al pueblo. 

 

Hasta ahora hemos visto que se han desarrollado políticas donde los intereses de las y los trabajadores han sido puestas en el vagón de cola de los diferentes gobiernos en los últimos años, haciendo la excepción del intento de reforma laboral de Michelle Bachelet que fue reducida por aquellos que no leyeron el programa en su momento. 

 

Ahora estamos en un momento crucial para abrir una nueva era de derechos en materia laboral, donde el recién electo gobierno encabezado por Gabriel Boric tiene la tarea de avanzar en las reformas que permitan garantizar las condiciones laborales y de vida digna para  millones de chilenas y chilenos que se ven precarizados o sometidos a escenarios poco seguros en sus lugares de trabajo. 

 

Por lo mismo es muy necesario que se den señales claras de cuál será la dirección que seguirá el gobierno electo en materia de Trabajo, dando a conocer a quién encabece el ministerio correspondiente y establezca su agenda legislativa. 

 

Aquí hay tres puntos fundamentales: el proyecto de 40 horas, que es un avance en la calidad de vida de las y los trabajadores que hoy se encuentra estancado en el Senado por los guardianes de los grandes intereses económicos; una reforma a la legislación relativa a la salud ocupacional que establezca y garantice la vida de chilenas y chilenos en sus puestos de trabajo junto con garantizar adecuadamente los tratamientos en caso de enfermedades y accidentes. Por último, avanzar en una reforma previsional que no solo apunte a elevar las pensiones en el país sino que sean los pilares de un modelo de seguridad social que permita asegurar condiciones de vida dignas para aquellas y aquellos que dieron su vida en años de trabajo. 

 

Asimismo tal como ha sido presentado en su programa de gobierno, Boric debe iniciar el proceso de construcción de un Nuevo Modelo de Desarrollo para Chile, el que debiera ir en línea con el trabajo que desarrolle en este sentido la Convención Constitucional, donde se abra el camino a la reindustrialización del país, que se ocupe de una producción limpia y de cuidado al medio ambiente, comprometiéndose con el proceso de desarrollo integral del país dejando atrás la nefasta política del crecimiento. 

 

 

Le recomendamos buscar

La libertad sindical estará en la Nueva Constitución

Pasa al borrador de la Nueva Constitución la propuesta de libertad sindical de las y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *